Un canino incluido en el maxilar o la mandíbula puede no dar problemas durante toda la vida, pero también puede provocar complicaciones que van, desde los leves procesos infecciosos locales hasta la pérdida de los dientes circundantes, normalmente los dientes anteriores (incisivos).

Por tanto, se debe realizar una correcta exploración y un adecuado estudio radiológico. Si se aprecia una posibilidad de éxito razonable para conseguir su erupción por medio de la tracción ortodóncico-quirúrgica, técnica denominada fenestración de caninos incluidos, se debe llevar a cabo para así obtener el impagable premio de tener en boca una de las piezas dentarias más relevantes.

Si esto no fuera posible, se debe observar muy de cerca y, al mínimo síntoma de afectación de dientes vecinos, se debe proceder a la extracción del canino, lo que se puede realizar tanto con anestesia local como con anestesia general, dependiendo de su localización y de las circunstancias específicas de cada paciente.





Sobre nosotros

Somos un grupo de profesionales del ámbito sanitario que procuramos conseguir la excelencia en los resultados terapéuticos de las enfermedades, disfunciones, patologías y deformidades que se presentan en el área bucofacial.

Información de contacto

Plaza Compostela, Nº 25 - 1º
Vigo - Pontevedra
986 224 993
986 225 206
Coordenadas GD: 42.239685, -8.722492
Coordenadas GMS: N 42º 14' 23", O 8º 43' 21"