La necesidad de reponer las piezas dentarias ausentes en la cavidad oral ha estimulado en las últimas décadas la necesidad de contar con materiales fiables que se pudieran insertar en los maxilares. Las premisas fundamentales se basan en, por un lado, soportar las importantes fuerzas que se producen en el acto de la masticación y, por otro, presentar una apariencia estética lo más similar posible a los dientes naturales.

Los implantes dentales son pequeños tornillos de titanio tratados para que una vez colocados en el hueso, y tras un tiempo previsto, realicen la labor de una raíz artificial sobre los que se fijarán las prótesis o coronas. Por tanto, las rehabilitaciones dentarias sobre implantes se componen de dos elementos: por un lado el implante dentario propiamente dicho, parte que no se ve por estar fijada al hueso, y por otro lado la corona o prótesis que se correspondería con la parte visible que es la que ejerce la función masticatoria.

Los implantes se colocan casi siempre bajo anestesia local en el sillón de la consulta, al igual que cualquier pequeña intervención en el mismo, y en menos tiempo que el preciso para realizar un empaste o una endodoncia. En casos muy específicos y dependiendo también de las preferencias del paciente se pueden llevar a cabo con sedación o incluso con anestesia general. En todos los casos, habitualmente el procedimiento se realiza de forma ambulatoria.

El sentido común y la experiencia nos hacen abogar por la técnica clásica de colocación de implantes osteointegrados y de manera diferida (alrededor de dos o tres meses después) realizar las prótesis definitivas. Mientras tanto, el paciente no tiene por qué ir sin dientes, ya que puede portar algún tipo de prótesis provisional. Permitimos así que el hueso y los tejidos blandos (encía) se adapten a una nueva situación y su respuesta vaya siendo establecida paulatinamente.

Esto no quiere decir que en determinadas circunstancias favorables como que la cantidad y calidad del hueso sean suficientes y que exista una buena estabilidad primaria de los implantes, no puedan colocarse las prótesis con carga inmediata. Pero debemos ser conscientes que tanto el coste como las posibles complicaciones se suelen incrementar si utilizamos esta técnica y no debemos dejarnos llevar por el exceso de información publicitaria, no siempre fiable.

La tasa de éxito global en cuanto a la colocación de implantes osteointegrados es superior al 96%. En algunas series incluso se habla del 100%, pero siempre hay que pensar en circunstancias no siempre controlables (enfermedades que han pasado desapercibidas, algunos hábitos no saludables, etc...). En el caso de la colocación de implantes dentarios, siempre pensamos que la mejor opción para el paciente pasa por una tener una pequeña dosis de paciencia y esa pequeña espera se verá recompensada por un importante cambio en su calidad de vida.





Sobre nosotros

Somos un grupo de profesionales del ámbito sanitario que procuramos conseguir la excelencia en los resultados terapéuticos de las enfermedades, disfunciones, patologías y deformidades que se presentan en el área bucofacial.

Información de contacto

Plaza Compostela, Nº 25 - 1º
Vigo - Pontevedra
986 224 993
986 225 206
Coordenadas GD: 42.239685, -8.722492
Coordenadas GMS: N 42º 14' 23", O 8º 43' 21"